Nuestra historia

1870

Félix y Elisabeth Milhard son la primera generación de la familia que se instaló a las puertas de Saint Emilion, en Petit-Palais-et-Cornemps, a mediados del siglo XIX.
En aquella época, eran simples agricultores del pueblo, que practicaban una agricultura mixta. Había una gran diversidad agrícola en sus tierras, con una mezcla de bovinos y cereales.
En 1870, la pareja decidió comprar más tierras y plantar viñas.
En el proceso, transformaron su granero en un bodega de vino y comenzaron a producir su primer vino con Merlot.

1940

Maxime y Marcelle Milhard son la segunda generación de viticultores. Al igual que sus padres, trabajan la tierra y siguen produciendo y vendiendo vino tinto.
Al inicio de la guerra, Maxime Milhard fue hecho prisionero y retenido en Alemania hasta 1945.
Durante sus 5 años de cautividad, trabajó en una finca y aprendió a cultivar variedades de uva blanca que le eran totalmente desconocidas.
En su ausencia, su esposa Marcelle sigue cuidando del viñedo, sola.
Cuando Maxime regresó, decidieron aprovechar estos años difíciles y juntos plantaron las primeras cepas de Semillón, la variedad de uva blanca tradicional de la región que todavía se utiliza hoy en el Château Vieux Mougnac.

1960

Yves y Maria Milhard, la 3ª generación, evitan la industrialización y desean perpetuar el saber hacer ancestral de la familia. Vanguardistas y apasionados, decidieron lanzar un trabajo 100% artesanal implicándose en una agricultura respetuosa con el medioambiental.
Yves, enamorado de la naturaleza y con la ayuda de su buen sentido agrícola, cuida de sus viñas y de su vino con amor y pasión. María, por su parte, se dedica en cuerpo y alma a esta propiedad poniendo en marcha la venta directa en la propiedad y en los mercados de la Dordoña.
Su saber hacer y su trabajo van dando poco a poco sus frutos, lo que les permite comprar el pabellón de caza que todavía hoy domina la explotación vinícola.
Todavía no lo saben, pero su trabajo tendrá un nombre en pocos años: ¡viticultura orgánica y biodinámica!

1991

Sylvie Milhard, la 4ª generación, trabajó primero como contable en la región de Libourne antes de continuar con el trabajo de sus padres.
Nacida en pleno apogeo de la agricultura intensiva, pronto se dio cuenta de que la hacienda de su familia era una de las pocas de la región que no seguía el camino de la globalización. Para preservar este saber hacer y esta filosofía, Sylvie se hizo cargo del Château Vieux Mougnac en 1991.
Para ella, esta propiedad es mucho más que un viñedo, es un patrimonio que debe ser preservado y transmitido a las generaciones futuras.

2010

Michel Bessard, profesor retirado y marido de Sylvie Milhard, se asoció a la propiedad en 2010. Rodeados de sus hijos y nietos, la 5ª y 6ª generación, nacen muchos proyectos.
La certificación de Agricultura Orgánica se obtiene en 2012, seguida de la creación de una sala de degustación que permite ofrecer una cálida y amable acogida a los clientes.
En 2016, Laetitia 5ª generación, crea su propia empresa dedicada al enoturismo  LO Wine y ofrece talleres únicos en relación con el vino en el Château Vieux Mougnac.